El nuevo capítulo de las ‘chuzadas’: una historia de novela

El nuevo capítulo de las ‘chuzadas’: una historia de novela

"Es de anotar que decidí buscar ayuda con Julián ya que en el año 2005 sostuve con él una relación sentimental que duró aproximadamente un año, al localizarlo le comenté que me habían trasladado a la Subdirección de Fuentes Humanas en el área de Inteligencia y empezó la manipulación, por parte mia, de reconquistarlo y prometerle muchas cosas como por ejemplo de arreglar las cosas, mirar a ver si nos podíamos hasta casar, enamorarlo con el fin que él me colaborara a través de la venta de productos de Omnilife el reclutamiento de fuentes humanas en el blanco Corte Suprema de Justicia".

Con esta manipulación sentimental, el oficial finalmente le presentó a David García el ex escolta de los magistrados Iván Velásquez y Javier Zapata, lo puso en contacto con Manuel Pinzón el conductor de Velásquez, quien le entregó copias de varios procesos de la ‘parapolítica’ como el de Mario Uribe, el primo del ex presidente Uribe, y la ‘farcpolítica’, como el de la senadora Piedad Córdoba.

"Durante un mes me colaboró con información sobre comentarios que escuchaba en la Corte Suprema, después me manifestó que tenía una persona de nombre Manuel Estreinger Pinzón Casallas a quien le dije que yo era funcionaria de Presidencia y que necesitaba recolectar información sobre el blanco Corte Suprema (…) El posteriormente me suministró copias de varios procesos como en el mes de noviembre de 2007".

Una vez el DAS logró su objetivo de tener copias de los procesos que adelantaba la Corte Suprema, el siguiente paso que debía dar la ‘Mata Hari’, era obtener información sobre los temas que se debatían en el Alto Tribunal. La cadena cuyo primer eslabón fue el ex jefe de seguridad de la Cámara, culminó con Blanca Janeth Maldonado, la mujer que con su bajo perfil supo ganarse la confianza que le tenían los magistrados, los mismos a quienes grabó ilegalmente mientras servía los tintos durante las sesiones plenas.

"Janeth cumplió una tarea muy juiciosa y me dijo que había un sitio con una especie de cavidad para colocar la grabadora sin ningún problema (…) Es de destacar que para no despertar sospechas, la señora Janeth debía introducir la grabadora horas antes, dos o tres horas antes de que se iniciara el evento o la reunión".

Estas impactantes declaraciones de quien fue su amiga y su confidente, pero que terminó siendo su principal delatora, fueron el detonante para que Blanca Janeth y Manuel llegaran a la Fiscalía, manifestaran su profundo arrepentimiento y aseguraran que revelarán a la justicia, como ya empezaron a hacerlo, todo lo que saben sobre estos seguimientos ilegales que hicieron a quienes fueron sus jefes.

Y mientras esto pasaba, de manera paralela, se revelaban nuevos detalles del testimonio de otra implicada en este escándalo: Martha Ines Leal, la ex sub directora de Operaciones del DAS; la mujer que prendió su ventilador y dejó en evidencia varios episodios clandestinos durante el seguimiento ilegal a magistrados y dirigentes políticos.

"Fernando Tabares (ex jefe de Inteligencia) me dijo que me presentara en la oficina de la entonces directora del DAS, María del Pilar Hurtado (…) ella me indica que ha tenido conocimiento de una persona de Presidencia, que el señor Sergio González, abogado de alias ‘Tasmania’, iba a entregar una información muy importante que daba cuenta de una situación irregular en la cual ‘su cliente afirmaba que estaba siendo objeto de propuestas del señor magistrado Iván Velásquez, para que declarara en contra del doctor Mario Uribe, por la presunta muerte o un atentado que sufrió alias ‘René’"

Según los primeros resultados de las investigaciones, todo fue un montaje para hacer creer que el magistrado Velásquez organizaba un complor contra el ex presidente Uribe. No obstante este tipo de maniobras no paró allí. El espionaje del DAS llegó a tal punto que hasta las labores humanitarias, como las que llevó a cabo el ex candidato presidencial Álvaro Leyva, fueron seguidas paso a paso.

Andrés Peñate, ex director del DAS, le comentó a Leal Llanos que tenía que informar al entonces presidente Uribe sobre las gestiones que Leyva venía desarrollando para recibir los cadáveres de los diputados del Valle del Cauca secuestrados y asesinados por las Farc, e igualmente para establecer qué gestiones estaba haciendo, con quien se estaba reuniendo y qué se estaba comentando.

Poco a poco la justicia comienza a descubrir cuáles fueron los autores intelectuales de las ‘chuzadas’, los mismos que contactaron a quienes hoy son sus delatores y que en busca de beneficios judiciales comenzaron a contar su verdad para que los que paguen cárcel no sean ellos sino otros.

Caracol.com.co

About The Author

John W. Martínez

No Comments

Leave a Reply

Contáctenos





    Dirección:

    Cra. 39d #39-40 b/ Antonio Nariño

    Cali, Colombia

    Teléfono:

    +(57) 3195497019

    +(57) 3195036641

    ©2017 Corporación CECAN · Todos los Derechos Reservados.