DAS revela identidad y dónde actúan nuevas bandas criminales

DAS revela identidad y dónde actúan nuevas bandas criminales

Al DAS le están atribuyendo una capacidad técnica que no tiene: haber ‘chuzado’ a parlamentarios europeos, en Venezuela, en Ecuador…
Si lo pudiéramos hacer seríamos, técnicamente, la mejor agencia de inteligencia del mundo. Pero algo más: si lo fuéramos, y estamos a años luz de serlo, jamás afectaríamos la privacidad del presidente de una nación amiga.
Mire: incluso en el Ecuador hay muchas dudas sobre esta versión. El ex jefe de la inteligencia militar de ese país, Mario Pazmiño, ha dicho que esto es "prácticamente imposible", y Manuel Silva, ex director de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía de Ecuador (Uiesp) dijo que todo este episodio es "sospechoso y difícil de creer". Esto lo afirman en el diario ecuatoriano La Hora (www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/980138).
¿Y quién tendría la intención de perjudicar las relaciones?
Yo sí creo que, desafortunadamente, algunas personas que hemos retirado del DAS, como parte de la depuración de la institución en que he estado comprometido en estos 17 meses, divulgan versiones que no son ciertas para hacerle daño a la entidad, al Gobierno y a mí.
Yo he retirado hasta hoy a 133 funcionarios por facultad discrecional. Uno cada tres días. No descarto que alguno o algunos estén comprometidos con ese plan de desprestigio. Incluso podrían estar detrás algunas personas de un tercer país.
El diario ‘El Universo’ de Quito, al publicar la información sobre las supuestas ‘chuzadas’ al presidente Correa, mencionó al DAS…
Sí, pero dice que no da más detalles en razón a que está cuidando la identidad y la seguridad de sus informantes.
¿A usted lo llamaron de ese diario?
Sí. Hace unos 15 días. Pero no para preguntarme sobre la versión de la presunta interceptación al presidente Correa, sino sobre la llamada operación Salomón. Yo les dije que ese era un tema que sólo se iba a tratar a través de la Cancillería colombiana. En la información que publican ellos dijeron que me llamaron y que yo ni confirmé ni negué. Eso no es así. Jamás me mencionaron el tema de la interceptación.
¿Qué preguntaron concretamente?
Me dijeron que había una información circulando en medios desde octubre, según la cual unos detectives del DAS habían comentado que estaban investigando una posible infiltración de las Farc en unos consulados de Ecuador en Colombia. De eso fue de lo que se habló.
¿Qué es la operación Salomón?
Esos son temas reservados, de seguridad nacional. Lo que le puedo decir es que se trató de una actividad legítima de inteligencia, en territorio colombiano, en contra del terrorismo. La operación Salomón fue ejecutada por el DAS contra las Farc.
¿En Colombia y en Ecuador?
En Colombia. Y le voy a revelar lo siguiente: en su momento el DAS tuvo la información de que algunos miembros o milicianos de las Farc tenían la intención de viajar a Ecuador. La operación Salomón se hizo para verificar eso. Fue una operación legítima, en territorio colombiano. La operación fue a mediados del 2008. Estas versiones absurdas de supuestas interceptaciones telefónicas en Ecuador sólo tienen el interés de afectar las relaciones y de crearle situaciones complejas al Presidente electo…
¿Es decir que no hay ninguna posibilidad de que organismos de seguridad de Ecuador confirmen que sí hubo intento de interferir comunicaciones en ese país?
No. Ni el DAS ni ninguna otra agencia de inteligencia de Colombia han hecho operaciones irregulares de inteligencia en territorio ecuatoriano. Eso lo reiteraron el general Padilla (Ejército) y el general Naranjo (Policía) en la reunión que tuvimos con el Presidente esta semana.
Siguiente tema: el futuro del DAS. No va a ser posible eliminarlo…
Yo convine en reunirme con el Presidente electo para presentarle la ‘hoja de ruta’ del DAS, el camino hacia la nueva agencia civil de inteligencia para Colombia. El DAS necesita una reforma profunda, no puede seguir con la estructura actual.
Esa es mi conclusión después de 16 meses de estar enfrentando la peor crisis de esta entidad en sus 56 años de existencia. El presidente Santos me ha dicho que a su regreso nos reuniremos para estudiar el tema.
¿Usted seguirá al frente del DAS?
Esa es una decisión que le corresponde al Presidente. Yo estaré dispuesto a apoyar y ayudar a su gobierno desde el sitio que él considere pertinente.
¿Qué es la ‘hoja de ruta’ para el nuevo DAS?
Es el camino para crear una nueva agencia, más concentrada en inteligencia y en contrainteligencia de Estado, con funcionarios mejor pagados, con una política estricta de respeto a los derechos humanos y con todas las normas que nos da la nueva Ley de Inteligencia.
Nueva Ley de Inteligencia, promovida, precisamente, por Juan Manuel Santos como ministro de Defensa…
Fue él quien logró un consenso de todos los partidos alrededor de varios proyectos de ley, incluido uno del senador Juan Manuel Galán.
¿Qué función le corresponde al DAS dentro de esa ley?
Inteligencia estratégica y prospectiva. Integrarse con la junta de inteligencia conjunta, dando información en compañía del Ejército, la Uiaf y la Policía Nacional. Cada uno en su rol respectivo.
¿Entonces ya no será eliminado el DAS?
La discusión siempre ha girado alrededor de la creación de una nueva agencia civil de inteligencia. La mayoría de los funcionarios del DAS son colombianos de bien. La discusión es sobre el futuro de la inteligencia: una agencia concentrada en su función, no con siete funciones diferentes, como tiene hoy, con personal mejor pagado, más capacitado y con mayor control. Esa es la agencia que yo he soñado y la que, estoy seguro, el nuevo gobierno y el nuevo Congreso impulsarán por el bien de Colombia. Es una nueva propuesta que voy a presentarle al nuevo gobierno.
¿En la reforma van a retirar a muchos funcionarios?
No habrá masacre laboral en el proceso de reforma. Sin embargo, tampoco diré -y nunca lo he hecho- que nadie saldrá. Los mejores seguirán. Algunos buenos y éticamente impecables podrán pasar a otras entidades; hay un grupo grande que tiene derecho a pensión, casi 600, y hay otros que no merecen estar en el DAS ni en ninguna otra agencia.
¿A qué atribuye esta época, considerada por muchos como nefasta para el DAS?
Fue permeado por diferentes mafias durante muchos años: por el narcotráfico, por paramilitares e incluso -de manera marginal- por algunas mafias de la guerrilla, y ese fue el resultado de unas deficiencias estructurales, como ausencia de controles.
A José Miguel Narváez, ex sub director del DAS, lo acaba de acusar la Fiscalía por el asesinato de Jaime Garzón. ¿Están confirmados los vínculos de él con Castaño?
Yo no tengo información precisa de ese caso. Lo que sí ha sido público es su presunta vinculación con muchos hechos que debe explicarle pronto a la justicia.
¿Qué van a hacer con el nuevo fenómeno de las Bacrim o bandas de criminales?
Estamos hablando de unos grupos dedicados al crimen, financiados por el narcotráfico, con armas largas e incluso asociados con las Farc y el Eln. No tienen ninguna característica contrainsurgente.
Son seis bandas. Están concentradas en 54 municipios y en unas zonas muy específicas de Colombia. Ya están identificadas y geográficamente ubicadas; por ejemplo, en la zona del Bajo Cauca Antioqueño, en algunas zonas de Córdoba, de Nariño y de los Llanos, y con redes criminales en Cali, Medellín y Soledad (Atlántico).
La instrucción del Presidente es que fortalezcamos su persecución y ajustemos las herramientas para su judicialización.
¿Estas bandas son el refugio de antiguos paramilitares?
Sí, pero en porcentajes reducidos y asociados al tema de narcotráfico. Hay de todo. Tienen gran capacidad de corrupción, sobre todo la banda de alias ‘Cuchillo’ en la zona de los Llanos Orientales, Meta, Vichada y Guaviare. Manejan asesinatos, extorsión a comerciantes, ganaderos y finqueros, manejan cultivos de coca asociados con Farc y Eln, y dirigen las rutas para el transporte de la droga.
No nos están ganando la batalla a las autoridades de Colombia, pero sí es un fenómeno que requiere la adopción de medidas especiales, en las cuales estamos trabajando con el ministro (de Defensa) Gabriel Silva, el general Naranjo, el Ministerio del Interior y de Justicia y la Rama Judicial.
Al margen de los escándalos, ¿cómo van las investigaciones sobre temas de corrupción en las que el DAS ha intervenido?
Estamos trabajando con Acción Social para identificar una red de falsificación que aprovecha subsidios. En Chocó y Córdoba se estaban desviando recursos del presupuesto de salud. Por otra parte, tenemos una investigación contra 23 notarios que presuntamente plagiaron tesis universitarias para presentarse al concurso notarial.
¿Cómo es eso?
Una de las condiciones que daban puntos adicionales era la presentación de una obra inédita. Un grupo de aspirantes a notarios y de notarios en ejercicio contrató a un señor que ofreció la posibilidad de conseguir esas obras. Las obtuvo yendo a universidades y plagiando tesis de estudiantes de derecho.
Fue tan burdo el proceso que en muchos casos ni siquiera cambiaron las dedicatorias. Ya hay una persona capturada. No puedo entrar en más detalles porque el DAS es la policía judicial. Hay 57 casos, de los cuales en 23 hay un acervo probatorio importante. La mayoría de quienes presuntamente plagiaron son hoy notarios en ejercicio. En este caso hemos contado con un inmenso apoyo del Fiscal a cargo.
¿Y en Acción Social?
Hay algunas personas que vía tutela o presentando falsificaciones en el tema de desplazados están generando unos carteles, desangrando a quienes realmente lo necesitan. Es el ‘cartel de los subsidios’. Por eso la Corte Constitucional ordenó suspender las indemnizaciones temporalmente.
Estamos hablando de miles de millones de pesos perdidos. Hay unas personas que se han hecho pasar por desplazados o han tomado cédulas de otras y tenemos que actuar muy rápidamente, porque esos son recursos realmente muy necesarios para la población desplazada.
A pesar de los ratos amargos y de las noches sin sueño que ha tenido que padecer en la dirección del DAS, ¿usted quiere seguir ahí?
Ha sido un honor trabajar en el gobierno del presidente Uribe, y ha sido un reto profesional tan inmenso como recio y doloroso, porque es la peor crisis de esta entidad en su historia; pero también ha sido una oportunidad para ejercer un liderazgo en un momento crítico de la entidad.
¿Y el futuro?
Lo veo con todo el optimismo.
¿Para quedarse?
Eso lo decidirá el Presidente electo.
YAMID AMAT Especial para eltiempo.com.co
 

About The Author

John W. Martínez

No Comments

Leave a Reply

Contáctenos





    Dirección:

    Cra. 39d #39-40 b/ Antonio Nariño

    Cali, Colombia

    Teléfono:

    +(57) 3195497019

    +(57) 3195036641

    ©2017 Corporación CECAN · Todos los Derechos Reservados.