$300 millones de recompensa ofrece el Gobierno Nacional

$300 millones de recompensa ofrece el Gobierno Nacional

El Gobierno Nacional ofreció esta tarde 300 millones de pesos de recompensa a quien ofrezca información que permita dar con la captura de los responsables del carro bomba que explotó a las 9:25 a.m. de este miércoles en el centro de Buenaventura, donde funcionan las oficinas de Rentas del Valle, donde se encuentran las dependencias del CTI de la Fiscalía y la Unidad de Reacción Inmediata, URI así como otras dependencias.
El anuncio lo hizo el ministro de la Defensa Gabriel Silva quien presidió un consejo de seguridad en compañía de otros altos mandos del Ejército, la Armada Nacional, la Policía, el DAS y el alcalde del puerto, José Félix Ocoró.
"Estuvimos varias horas analizando esta masacre, que no es otra cosa este atentado terrorista, este jueves a las 9:00 de la mañana estaremos presidiendo con otros altos funcionarios del Gobierno Nacional una reunión donde definiremos nuevas estrategias para enfrentar esta clase de hechos de los que no dudamos tienen su autoría de esa alianza perversa de Farc y narcoterrorismo", precisó el Ministro.
El alto funcionario destacó que no se tenía ningún tipo de información sobre amenazas contra la sede del CTI de la Fiscalía.
"Estamos muy avanzados en las investigaciones", precisó el Ministro reiterando su condena a quienes "piden diálogos de paz y se muestran como borregos y después están al mismo tiempo planeando acciones contra la población civil, que son crímenes de lesa humanidad".
Las primeras versiones indican que el vehículo utilizado en el atentado con un carrobomba que explotó en el centro de Buenaventura, es un Mazda 323 de placa QEF 070 de Popayán, de color verde.
Este vehículo, según fuentes de inteligencia, fue negociado en tres ocasiones y el último dueño lo compró hace dos días al parecer en Cali.
El carro logró eludir la cámara de seguridad del sector, pues cuando la video grabadora enfoca el sector no aparece y pocos minutos después sólo se ve el humo de la explosión. La onda explosiva afectó más de de una decena de locales comerciales como prenderías, hoteles, billares y ventas de minutos, así como a las oficinas de Rentas del Valle, donde funcionan el CTI de la Fiscalía y la Unidad de Reacción Inmediata, URI así como otras dependencias.
Hasta el momento hay nueve personas fallecidas y más de cuarenta heridos que se recuperan en diversos hospitales del Puerto.
Entre los heridos se encuentra la fiscal 39 de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, dos agentes de la Policía Judicial, un asistente de fiscal y cuatro investigadores del CTI. De otros lesionados se sabe que uno de ellos resultó herido al interior de una prendería mientras en la calles otras tres personas tienen un pronóstico reservado y cinco más tienen heridas por vidrios y esquirlas.
Las hipótesis
Una de las hipótesis que se maneja la Fiscalía General de la Nación es que el atentado haya sido cometido por la mafia contra las autoridades judiciales.
El Fiscal General de la Nación ( e ), Guillermo Mendoza Diago explicó que la semana pasada hubo una incautación de cocaína en esa ciudad y por eso los narcotraficantes serían los autores del ataque.
"Las circunstancias que rodean el hecho más bien apuntarían a manejarlo como episodios de enfrentamiento entre narcotraficantes o un acto contra la Fiscalía", dijo el fiscal Mendoza Diago.
Sostuvo además que hay otras dos hipótesis con menos fuerza que también hay que tenerse en cuenta en el momento de recaudar pruebas y adelantar la investigación.
Una de estas tiene que ver con un enfrentamiento que sostienen bandas del narcotráfico en ese puerto sobre el Pacífico y que el atentado haya sido dirigido en contra de un hotel cuyo propietario era un ‘narco’.
La segunda se relaciona con un ataque de la guerrilla de las Farc que opera en esa zona por operativos en los que se dio de baja a Iván Cárdenas Carrillo, alias Narices, guerrillero considerado por las autoridades como el sucesor de alias Santiago, cabecillas de las Farc en el Valle del Cauca. La muerte de alias Narices fue el pasado 17 de febrero.
Sin embargo, indicó que por el lugar en donde se dejó la bomba da la impresión que fuera una retaliación contra la Policía Nacional y la Fiscalía.
"No se puede descartar ninguna hipótesis, pero por las circunstancias que han rodeado estos hechos en esa ciudad, parece ser que vamos bien orientados", precisó el Fiscal General.
"En todo caso la Fiscalía seguirá adelantando las investigaciones para dar con las verdaderas causas del hecho", que el mismo Mendoza Diago calificó de "execrable".
Fiscales especializados coordinan la investigación tendiente a ubicar a los autores de la acción terrorista.
elpais.com.co

About The Author

John W. Martínez

No Comments

Leave a Reply

Contáctenos





    Dirección:

    Cra. 39d #39-40 b/ Antonio Nariño

    Cali, Colombia

    Teléfono:

    +(57) 3195497019

    +(57) 3195036641

    ©2017 Corporación CECAN · Todos los Derechos Reservados.