Los ‘pequeños’ también quieren estar en el gran MÍO

Los ‘pequeños’ también quieren estar en el gran MÍO

¿Diálogo abierto? 

Miguel Ángel Victoria, propietario de dos busetas de Transportes Pance, dijo que desde la puesta en marcha del MÍO se ha creado una “política de arrinconamiento” y ha habido desplazamiento de sus rutas, lo que los enfrenta con otras empresas transportadoras. 

“La productividad ya no es la misma, la guerra del centavo es más fuerte y uno no percibe lo que requiere para solventar los gastos. Este proceso es una bomba del tiempo y si no hay voluntad política y no iniciamos conversaciones con el Gobierno, en Cali también tendremos un ‘bogotazo’ del transporte”, enfatizó. También dejó claro que no es opositor del Masivo y que negociará si le dan garantías. 

Pero no todos se muestran tan radicales. Luis Carlos Medina, propietario de buses afiliados a La Ermita, dijo que primero agotará las instancias legales y los diálogos. “La última salida será el paro”. 

Contó que empresas como Coomoepal, Montebello, Recreativos, Papagayo, Amarillo Crema, Verde Plateada y Azul Crema, entre otros, conformaron una asociación de pequeños propietarios denominada Chipichape Masivo S.A., para aspirar al 15% de la operación. 

“En total serían 400 transportadores dispuestos a consolidar una unión temporal. Hicimos una estructuración financiera y solamente nos falta que cuelguen los pliegos y abran la licitación para presentarnos”, afirmó Medina. 

El transportador indicó que aunque se requieren más de $50.000 millones para invertir durante el primer año, están gestionando con los grandes inversionistas y con los bancos para obtener un respaldo. 

“Tenemos visualizado lo que vamos hacer, cómo será el negocio y además, vamos a recurrir a un mecanismo de crédito blando. Si el Banco Agrario les prestó a otros operadores, ¿por qué no puede hacerlo con nosotros?”, preguntó Medina. 

Sin duda, ese es uno de los puntos que preocupa a los interesados. Por eso, Miguel Ángel Victoria enfatizó que sería irresponsable de su parte ‘subirse’ al MÍO cuando no tiene capacidad financiera para respaldar las inversiones que se necesitan para el proyecto. 

Aseveró que muchos de sus colegas cuentan con una experiencia de más de 30 años en el transporte, que no es suficiente ante la carencia un buen capital. A pesar de sus lamentos, reconoció que no abortará la licitación del Masivo si “el negocio es equitativo y mis ganancias no desmejoran cuando empiece hacer parte del sistema. Si invierto, es para mejorar”. 



En el mismo sentido se pronunció César Silva, vocero de un grupo de 1.200 empresarios que soporta los embates del cambio en el transporte. 

Manifiesta que él tuvo que chatarrizar su bus, que estaba afiliado a la empresa Montebello, y que ahora figura como accionista de uno de los operadores del MÍO. “Hice parte de los 260 pequeños propietarios que requería la unión temporal para sustentar la experiencia en el transporte, pero mi participación es de 0,01% en ese negocio. No soy dueño ni de media llanta de un articulado”. 



Dijo que dicha situación ahora lo tiene en aprietos —al igual a cientos de transportadores que hicieron lo mismo que él— porque tiene una tarjeta de operación que nadie quiere comprar y ya no está el bus con el que a diario recorría la ciudad. 



Además, precisó que las reglas del juego nunca fueron claras y que hubo reuniones aisladas para ponerlos al tanto de la situación. “Las quejas a esos atropellos no se pueden confundir con que somos opositores del MÍO. Queremos conversar con el Alcalde y buscar una solución”, sentenció Silva. 



Luis Carlos Medina también denunció que para las anteriores licitaciones no hubo mesas de trabajo: “Teníamos inquietudes que no fueron atendidas”. 



‘Chance’ a los pequeños 



Luis Eduardo Barrera, presidente de Metrocali, reprochó los constantes cuestionamientos de los pequeños transportadores y contestó que quienes no están ahora en el negocio o fue porque no cumplieron con los requisitos o no se presentaron porque no creían en el Masivo. 



“Hoy están dadas las condiciones para que los que le apostaron en el pasado y los que tuvieron miedo se vinculen. Estamos haciendo la revisión de las condiciones y ajustes pertinentes que estarán claras a mitad de año”, dijo. 



El funcionario advirtió que lo único que está claro hasta ahora es que esta vez la oportunidad es solamente para los que están por fuera del sistema. Así, al mismo tiempo, les respondió a los operadores que mostraron su intensión de participar en la próxima licitación. 



Fue claro al explicar que el llamado no tiene qué ver inicialmente con taxistas ni con camperos y enfatizó que esta vez las condiciones serán diferentes. 



“En esta etapa ya no hay que hacer operación promocional ni recorridos gratuitos; el riesgo de demanda es mucho menor porque todo bus que llega empieza a rodar, a diferencia de los otros cuatro operadores que tienen la flota entrando de forma gradual”, agregó Barrera. 



Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, sostuvo que es positivo que todos los empresarios de transporte de la ciudad hagan parte del MÍO. 



“La garantía de que el sistema sea efectivo es que todas las formas de movilidad urbana estén involucradas. En ese orden de ideas, siempre deben abrirse las puertas a las pequeños transportadores y a los propietarios de vehículos para que ingresen al sistema, pero una vez definida esa vinculación no puede convertirse en un pleito eterno”, explicó. 



A su vez, el delegado del Ministerio de Transporte para el Valle del Cauca, Ómar Cantillo, consideró que a los pequeños transportadores se les debe incluir dentro del sistema masivo de Cali. 



“Así como fueron parte de la apertura de todas las rutas colectivas urbanas y vinculados por muchos años, deben seguir en el mercado. Lo justo es que hagan parte del sistema de transporte porque es lo que conocen, pero ahora tendrían otro esquema”, puntualizó el funcionario. 



Proponen operadores por partida doble 



Aunque ya están en el MÍO, los gerentes de las uniones temporales como GIT y Unimetro se mostraron dispuestos a competir para la licitación del 15% de operación restante. Para ellos, las advertencias de Luis Eduardo Barrera tienen que estudiarse. 



César Grisales, gerente de Unimetro, precisó que primero debe haber un análisis legal y determinar hasta dónde la ley permite licitar dos veces por el mismo aspecto. “La mayoría de los que quieren volver a licitar ya entraron, pero perdieron. Si a ellos les permiten licitar, a nosotros también y si el marco legal lo permite, pues entraríamos a licitar”, manifestó. 



En el mismo sentido se pronunció César Vergara, gerente de GIT, quien no discutió que los pequeños transportadores quieran ‘montarse’ al MÍO. Aclaró que deberán enfrentar todo tipo de pruebas. 



“Ellos tienen el derecho de participar, pero deben pensar en el nivel de inversión. Les diría que si no van acompañados con un operador que ya tenga músculo financiero no es fácil invertir”, sentenció. 



César Vergara se mostró dispuesto a una unión con los pequeños transportadores para que éstos puedan ser incluidos en el Masivo, pues según él, GIT —en este caso— ya tiene un camino abonado. 



¿Y los camperos? 

 

  • Metrocali explicó que los camperos que quieran hacer parte del 



  •  
  • MÍO podrán hacerlo bajos unas condiciones. 

  •  
  • Dijo que se revisaría el esquema de rutas y demanda de viajes que manejan para ofrecerles una alternativa de transformación que responda a la nueva concepción de sistema de transporte masivo de la ciudad. 

  • La idea, aseguró Luis Eduardo Barrera, es que tengan nuevo esquema empresarial que les permita la reducción de accidentes, man- tenimiento de los vehículos y economía de escala. 



    En pocas palabras 



    "Lo justo es que los que ya están en operación del masivo, no hagan parte del 15% que falta por adjudicar. Lo justo es que se delegue a los que están por fuera. La riqueza hay que tratar de repartirla”. Ómar Cantillo, Mintranporte. 



    "Estamos de acuerdo que se haga una mesa de concertación con los transpor- tadores, que cuente con plazos determinados y objetivos definidos”. Julián Domínguez, Pte. Cámara de Comercio. 



    Las cifras 



    4.389 buses, busetas y microbuses hay Cali, según un censo de Metrocali. 



    3.500 propietarios aparecen registrados en los libros de la entidad. 



    1.855 de los transportadores están incluidos en el MÍO tras la licitación del 2006.

About The Author

John W. Martínez

No Comments

Leave a Reply

Contáctenos





    Dirección:

    Cra. 39d #39-40 b/ Antonio Nariño

    Cali, Colombia

    Teléfono:

    +(57) 3195497019

    +(57) 3195036641

    E-mail:

    jatececan@hotmail.com

    glineslopez@yahoo.es

    ©2017 Corporación CECAN · Todos los Derechos Reservados.